Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Demo

“Se confunde o tiene mala fe”

› CRUCE ENTRE OFICIALISTAS Y OPOSITORES POR LA LEY CONTRA LOS DESPIDOS

Desde el FpV y el sindicalismo criticaron al Gobierno por rechazar el proyecto opositor para detener las cesantías y también al Frente Renovador, que acordó con el macrismo un proyecto alternativo. Para el ministro de Trabajo, no hubo tantos despidos.

El jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, advirtió que el Gobierno “se confunde o tiene mala fe” al cuestionar la ley contra los despidos que la oposición impulsa en el Congreso, y criticó que el massismo, con el recurso de presentar un proyecto con beneficios para las pequeñas y medianas empresas, haya salido en auxilio de Cambiemos, frenando su sanción. En este sentido, aclaró que “lo que prohíbe es el despido sin causa justificada y cuando un empresario tiene problemas económicos dispone el procedimiento preventivo de crisis; ahí el Gobierno tiene la ocasión de ayudar a las Pymes”.

Recalde recordó que el dictamen del proyecto contra las cesantías fue firmado la semana pasada por “todos los bloques de la oposición”.

“Tenemos la voluntad de ayudar a las Pymes y a los trabajadores. Si alguno entiende que este proyecto no lo satisface del todo, lo resolvemos en un día: nos juntamos todos los bloques y se presenta un proyecto de ley”, indicó el diputado del FpV para cuestionar al Frente Renovador.

Por otra parte, rechazó el argumento de que la ley pueda producir “un efecto bicicleta porque –recordó–, los despidos ya se están produciendo y siguen todos los días”.

Durante el fin de semana, saliendo al cruce del proyecto para prohibir los despidos y reinstalar la doble indemnización, el Gobierno rechazó que haya una crisis de empleo. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseguró que los telegramas no fueron tantos como señalaron algunas consultoras y que el trabajo se recuperará en el segundo semestre del año. El jefe del bloque de diputados del PRO, Nicolás Massot, sostuvo que “el desempleo está como en diciembre”.

Massot fue uno de los participantes de la reunión con Sergio Massa en la que, el viernes, Cambiemos logró que el Frente Renovador retirara su apoyo al proyecto de ley antidespidos que, en la semana, había sumado el respaldo del Frente para la Victoria, el PJ disidente, Progresistas y el FIT. Para este cambio de postura, el massismo recurrió a la fórmula de impulsar un proyecto propio, “alternativo” y “superador” del consensuado.

Ayer, el diputado del FR Marco Lavagna adelantó que la iniciativa propondrá como mecanismo para evitar los despidos “un régimen de incentivo fiscal” para las empresas, especialmente para las Pymes. Según detalló, estará destinado “a aquellas empresas con menos de cuarenta trabajadores” y a las “que hayan mantenido o incrementado la planta de trabajadores respecto al mes de noviembre de 2015”.

El giro tuvo repercusiones en el ámbito sindical. El jefe del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Ricardo Pignanelli, dijo que no le sorprendió que el massismo haya decidido no acompañar el proyecto de ley para prohibir los despidos porque en esa fuerza hay mucha gente “del empresariado”.

El dirigente sindical rechazó que la doble indemnización en caso de despido frene la creación de empleo. “La historia dice que cuando se tuvo que poner la ley antidespido en la década del 2000 dio sus resultados. A partir de ahí fuimos creciendo. Yo creo que la ley antidespido es un hecho fundamental” y “no tiene por qué afectar” la generación de puestos de trabajo.

Otro que se pronunció contra la ley antidespidos fue el gobernador de Salta y figura del PJ más cercano a Macri, Juan Manuel Urtubey. “Estoy convencido de que desde las leyes no se puede cambiar la realidad”, sostuvo; “acá no es cuestión de prohibir o no prohibir, hay que buscar cómo atacar los problemas”. En sintonía con el discurso presidencial, Urtubey dijo además que “si no hay inversión, no hay ley que pare el despido”.

En cambio, Diego Bossio, del peronismo dialoguista del Bloque Justicialista, ratificó su respaldo al proyecto de emergencia laboral consensuado por la oposición. Así lo remarcó en un comunicado en el que sostuvo que al mismo tiempo se debe “reconocer a las Pymes un tratamiento diferenciado sobre el tema”. También reclamó que el Estado “las proteja con tarifas diferenciadas en electricidad, agua y gas”, porque los aumentos de esos servicios han sido “letales”.

Contadores