Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Demo

EL ANTIPETRISMO

Bogotá, 19 de marzo de 2018

Por Diego Otero Prada

Las clases dominantes están asustadas

La oligarquía colombiana está temblando. Tiene miedo y se lo quiere trasmitir a toda la población. Teme a Gustavo Petro por su avance en las encuestas presidenciales. Prefieren al candidato  apoyado por el expresidente de los falsos positivos, fomentador del paramilitarismo,  perseguidor de los opositores, ordenador de las intercepciones telefónicas, defensor de los terratenientes y de una Colombia pre moderna.

Las propuestas de Petro

Si se miran las propuestas de Colombia Humana de Petro, no hay razón para que las clases populares y medias  se asusten porque ellas serán las beneficiadas. Ni siquiera las clases altas.

¿Qué propone Petro?  Un modelo de desarrollo diferente al que se ha aplicado en los últimos 16 años, concentrado en la minería, el petróleo y el carbón, que abandonó a la industria y a la agricultura. Tuvimos un modelo rentista que produjo excedentes económicos importantes que se despilfarraron en clientelismo, corrupción, subsidios e importaciones. Petro dice hay que volver a los sectores productivos de la industria y la agricultura que producen empleo.

Gustavo Petro apoya impuestos progresivos en el campo y actualizar el catastro de las propiedades rurales que está subvaluado y castigar a los terratenientes  con impuestos como en las zonas urbanas para que contribuyan al desarrollo económico. Como es conocido, los grandes propietarios rurales, con fincas con extensiones mayores a 1000 hectáreas, que no pasan de 13 000, no pagan impuestos y dejan las tierras improductivas. En ningún país desarrollado esto ocurre. De ahí que hay que castigar a estos terratenientes para que pongan sus tierras a producir, y si no lo  pueden que entonces las vendan para que otros sí las hagan producir, que es lo que necesita el país para que se cree riqueza y desaparezcan estos terratenientes improductivos, que muchos de ellos han promovido el paramlitarismo. 

Petro propone  que la educación superior llegue a más estudiantes y que sea gratuita. Esta es una propuesta que existe en los países desarrollados de Europa y en algunos de Latinoamérica.  Así, en Europa la educación superior es predominantemente pública gratuita o con matrículas super bajas que puede pagar cualquier joven. Es una alternativa socialdemócrata que no tiene por qué escandalizar, excepto a  algunos ricos que no quieren que la gente se eduque para explotarla más fácilmente. Por supuesto, esta propuesta no se puede aplicar inmediatamente sino que debe ser objeto de un proceso a medida que se den los recursos, pero es importante tenerla como un propósito a cumplir.

Petro pide atención prioritaria a los recién nacidos y a la niñez, lo cual es una propuesta para fomentar la equidad social, que cualquier gobierno progresista y preocupado por sus hijos debería aplicar.

Petro defiende cambiar el actual sistema de pensiones que llega a muy pocos colombianos por uno que tenga mayor cobertura, dando prioridad del gasto público a los estratos más bajos. Esto existe en toda Europa, no tiene nada de demagógico, ni de populismo como dicen los defensores del actual sistema.

Las propuestas de Petro son moderadas

Si se leen con cuidado todas las propuestas de Petro,  se encuentra que son moderadas, que no tienen nada de radical, que son ideas que adoptarían los liberales progresistas, que no serían extrañas a Carlos Lleras Restrepo, a Alfonso López Pumarejo, a Jorge Eliécer Gaitán, a Uribe Uribe y  aún al mismo Álvaro Gómez Hurtado.

La intelectualidad del sistema contra Petro

Sorprende que toda una serie de columnistas de los medios de comunicación, algunos claramente de derecha, que uno los entiende, pero otros que supuestamente mostraban cierto progresismo, hoy todos se unen en atacar a Petro. Da risa cómo estos seudo progresistas critican a Petro de populista, demagogo, madurista, chavista, peligroso, futuro dictador, autoritario, qué no se dice de él. Y desafortunadamente la señora Claudia López se ha unido irresponsablemente a este coro. Se unen en esto a la derecha, hablan de un centro que nadie sabe qué es, parece que es no decir nada, no comprometerse en nada, no tener carácter, no atacar nada de este sistema tan corrupto y desigual. Sí, para ellos son preferibles al final Duque o Vargas Lleras. Tienen el  mismo lenguaje en sus críticas a Petro.

En conclusión, Petro tiene propuestas bastante moderadas, diría que son propuestas para hacer algo que nunca se ha hecho en Colombia, salir de la  pre modernidad, de los rezagos feudales y hacer la revolución burguesa.

Petro es un liberal progresista

Los seudo progresistas prefieren en definitiva con sus comentarios al establecimiento. Para ellos es mejor Fajardo que no dice nada de nada. O De la Calle. Ambos forman parte del establecimiento y sus propuestas son bastante gaseosas y no van al fondo de los problemas. En la práctica son defensores del statuo quo. De ahí que son preferidos del sistema. Este no ve peligro en ellos, los aceptaría si fueran presidentes con alegría. Pero con Petro la situación es diferente pero absurda, porque no va contra el sistema en realidad. Quiere modernizarlo, hacerlo más productivo y equitativo. No propone, por ejemplo, una reforma agraria que sí lo hizo Carlos Lleras Restrepo. No propone reprivatizar empresas como Isagen, Telecom y otras. Petro es un liberal progresista.

Lo que sucede es que en este país tan desigual, tan corrupto, tan pre moderno, tan concentrado, tan clientalizado, tan dominado por mafias, cualquier pequeña reforma escandaliza al establecimiento y sus intelectuales que escriben todos los días en el Tiempo y El Espectador, o en semanarios como Semana y Dinero, y dominan en la radio y en la televisión.

Colombianos y colombianas no hay que seguir dejándose engañar de las oligarquías y sus intelectuales. Hay que darles un golpe a los enemigos del progreso y defensores de un país concentrado y dominado por los corruptos y las mafias.

Contadores