Más de 350 millones de personas en el orbe sufren depresión: OMS

Ginebra, 9 de octubre. Más de 350 millones de personas en el planeta sufren depresión o problemas mentales, según las cifras más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicadas con motivo de la celebración de la Jornada Mundial de la Salud Mental que se celebrará este miércoles.

Según estimaciones de la OMS, la depresión es común en todas las regiones del mundo. Un estudio realizado con el apoyo de ese organismo mundial muestra que alrededor de 5 por ciento de personas sufrieron depresión en este año.

Las mujeres, con mayor propensión

Las mujeres son más propensas (a sufrir depresión) que los hombres, explicó a los medios Shekhar Saxena, director del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias Sicoactivas de la OMS.

Así, el número de mujeres afectadas por la depresión es 50 por ciento más elevado que el de hombres, dijo.

Esta mayor prevalencia en las mujeres se debe principalmente a la depresión posparto que afecta a una de cada cinco.

La depresión, según la OMS, es diferente a los cambios de humor ordinarios. Se manifiesta por un sentimiento de tristeza que dura al menos dos semanas y que impide llevar una vida normal.

Es fruto de la interacción de factores sociales, sicológicos y biológicos. En ocasiones, está relacionada con la salud física. Una enfermedad cardiovascular puede, por ejemplo, provocar depresión.

Además, circunstancias particulares, como las dificultades económicas, el desempleo, las catástrofes y los conflictos, pueden aumentar el riesgo de padecerla.

En los casos más graves la depresión conduce al suicidio. Cerca de un millón de personas se suicidan cada año y un gran porcentaje de ellas padecen depresión.

Más de 50 por ciento de las personas que se suicidan sufren depresión, según Saxena, que, por otro lado, precisó que cuanto más desarrollado es un país, aumenta el problema.

Debido al estigma que sigue suponiendo la depresión, muchos de los que la padecen no admiten que están enfermos. Además, explicó, que la depresión muchas veces está mal diagnosticada en los jóvenes y muy jóvenes.

La primera etapa consiste en admitir que se padece y buscar ayuda, subrayó la OMS.

En un comunicado precisó que cuanto antes se pone en marcha el tratamiento, más eficaz es.

Se trata de atención sicosocial y farmacológica. Por otro lado, la participación activa de las personas deprimidas y de sus allegados en el tratamiento es esencial, explicó la OMS.

Existen tratamientos muy eficaces contra la depresión. Desgraciadamente, menos de la mitad de las personas que la padecen reciben los cuidados que necesitan. Esa cifra es incluso inferior a 10 por ciento en muchos países, comentó Saxena.